Contáctanos

Balón Gástrico

El balón gástrico es una de las opciones más demandadas a la hora de perder peso para personas que sufren de obesidad leve o de sobrepeso.

Este método eficaz y sencillo, es una gran opción para conseguir esa reducción de peso tan deseada.

Cita sin compromiso

¿Qué es el balón gástrico?

El balón gástrico es un procedimiento que consiste en introducir un pequeño balón en el estómago del paciente.

Su función, es ocupar espacio en el estómago y estimular las paredes del mismo, generando así sensación de saciedad.
Es un método muy eficiente para aquellas personas que deseen perder más de 12 kilos.
Es una técnica restrictiva, es decir, que restringe la cantidad de alimentos que caben en el estómago.
También es una acción temporal y reversible.
El balón gástrico se retirará al cabo de 4-6 meses.

Beneficios del balón gástrico

Como cualquier tratamiento para la obesidad, los beneficios del balón gástrico son numerosos.

Además, este tipo de procedimiento adquiere también una serie de ventajas para pacientes a los que no se les puede realizar una cirugía bariátrica.

Algunos de los beneficios que encontramos en la aplicación de un balón intragástrico son:
Pérdida de peso
Una pérdida de peso del paciente que varía entre los 12 kilos y los 25 kilos.
Prevención
Prevención y/o mejora o eliminación de patologías derivadas del sobrepeso.
Calidad de vida
Beneficios psicológicos derivados de la mejora en calidad de vida.
Sin marcas
No dejará marcas físicas en el paciente al no haber incisiones.
Operación alternativa
Alternativa para aquellos pacientes que no desean someterse a una
operación de mayor envergadura
Ayuda en obesidad mórbida
Procedimiento que ayudará a un paciente con obesidad mórbida a perder peso para poder hacerle una cirugía bariátrica permanente

Procedimiento del balón gástrico

Como hemos comentado, la aplicación de un balón gástrico no es en sí una intervención quirúrgica, por lo que, a diferencia de otros tratamientos, este no necesita de ingreso hospitalario.

No obstante, sí existen 3 fases diferenciadas:

1

Preparación para el procedimiento

2

Procedimiento

3

Después del procedimiento

Preparación para el procedimiento

Aproximadamente 3 días antes de someterse a la introducción del balón intragástrico, el paciente llevará una dieta hipocalórica y líquida.

Esto es importante para tener el estómago en las mejores condiciones posibles. Por otra parte, 8 horas antes, el paciente no podrá ingerir ningún tipo de alimento ni de líquidos.

Procedimiento

El balón gástrico se coloca a través de una endoscopia, que es el dispositivo médico por el que se gestionará la operación.

No es necesaria anestesia, por lo que únicamente se sedará al paciente, y la intervención es breve, con una duración aproximada de entre 20 y 30 minutos.

El médico endoscopista, introducirá al paciente el dispositivo a través de la boca que pasará posteriormente por el esófago hasta llegar al estómago. La endoscopia, contendrá el balón gástrico vacío compuesto por silicona.

Una vez cumplido ese paso, se rellenará el balón gástrico con suero fisiológico.
La cantidad de esa solución salina dependerá de cada caso. Sin embargo, la media suele ser de 600 cc.

Por último, se deja sellado el balón y se extrae la endoscopia.

Después del procedimiento

Al tratarse de una acción ambulatoria, el paciente podrá volver a su casa
cuando se haya repuesto de los efectos de la sedación

Recuperación después del balón
gástrico

El balón intragástrico es una técnica no invasiva y el paciente podrá hacer vida medianamente normal a los pocos días de intervención.

No obstante, durante los siguientes 3-4 días a la aplicación del dispositivo, el paciente podrá sentir malestar, cansancio y dolor abdominal hasta que el estómago se acostumbre al objeto extraño.

La primera semana deberá llevar una dieta de alimentos líquidos.

Poco a poco, se irán introduciendo purés y alimentos blandos.

A partir de la semana 5, se podrá llevar una dieta normal pero sana y balanceada.

En este procedimiento, es primordial que el paciente se involucre y desee cambiar sus hábitos alimenticios de manera permanente para conseguir que el tratamiento sea un éxito.

Guía para intervenciones de manga gástrica y bypass

En esta sección conocerás todo el proceso de tu intervención del principio a fin.

1
Primera visita informativa
Realizamos la historia clínica al paciente así como la exploración abdominal, cálculo del IMC (Índice de Masa Corporal) y cuestionario de hábitos dietéticos.

En función de estos datos, indicamos la necesidad de cirugía, valoramos qué pruebas complementarias son necesarias y cuál sería la técnica idónea para el paciente.
2
Programación de la intervención
Una vez indicada la operación, nuestro equipo de atención al paciente se encargará de gestionar las pruebas preoperatorias y la reserva de fecha de intervención quirúrgica.
3
Pre-operatorio
Recomendamos realizar una dieta hiperproteica hipocalórica de 2 a 4 semanas previas a la cirugía así como unos ejercicios respiratorios con el fín de evitar complicaciones.
4
Ingreso y hospitalización
El ingreso se realiza el mismo día de la operación, en ayunas desde las últimas 6 horas, acudiendo al mostrador principal del hospital (servicio de Admisión).

Las habitaciones son individuales pudiendo ser acompañado por un familiar. Se le administrará la profilaxis antibiótica y tromboembólica así como la premedicación anestésica.
5
Intervención
Una vez en quirófano, se procederá a una anestesia general y a realizar la intervención quirúrgica mediante abordaje laparoscópico. La cirugía suele durar entre 1 y 3 horas.

Posteriormente el paciente quedara unas horas en la sala de despertar-reanimación. Hay disponible una unidad de Unidad de Cuidados intensivos en caso de ser necesario.
6
Post-operatorio
El paciente se levanta e inicia la deambulación de forma precoz tras la intervención y se empieza tolerancia oral a líquidos a las 12 horas de la cirugía.

Se ajusta dosis de analgesia y sueroterapia así como control de constantes (Tensión arterial, saturación de oxigeno, diuresis).

Posteriormente procedemos a retirar el drenaje y al alta a domicilio. Una vez allí realizamos un seguimiento estrecho diario para asegurar una correcta evolución. Se dan unas recomendaciones dietéticas para las primeras semanas de postoperatorio.
7
Mantenimiento
Realizamos un seguimiento en nuestras consultas externas del hospital, ajustando la progresión dietética y aporte vitamínico. Todo ello ayudado por nuestro equipo multidisciplinar de psicólogos y nutricionistas.

Posibles riesgos del balón gástrico

Esta técnica más que conllevar riesgos, puede contener algunos efectos adversos como: náuseas, vómitos, dificultad a la hora de extraer el balón, reflujo y/o pirosis.

Sin embargo, el mayor riesgo supone que el paciente una vez que ha perdido el exceso de peso y se le ha extraído el balón, vuelva a una dieta poco balanceada y engorde de nuevo.

¿Cuando se debe intervenir una obesidad?

Para diagnosticar la obesidad usamos el Índice de Masa Corporal (IMC) que nos indica la cantidad de grasa corporal que tienes en relación a tu estatura y peso.

Por lo general consideramos que un paciente es candidato a la cirugía de obesidad:

  • Si su IMC es superiora 35 y padece enfermedades asociadas (comorbilidades) a la obesidad, como diabetes, hipertensión, etc.
  • Si su IMC es superior a 40, con obesidad mantenida y que han fracasado en otros tratamientos.

Para conocer tu IMC y saber si tienes un posible exceso de grasa corporal usa esta calculadora.

IMC menor de 25 = normal
IMC entre 25 y 30 = exceso de peso o pre-obeso
IMC mayor de 30 = contáctanos
IMC mayor de 40 = contáctanos

Calculadora de IMC

Ignacio Cisneros Reig avatar opt 2Jose Maria Guallar Rovira Cirujano de Obesidad
El primer paso es conocernos 
Una cita sin compromiso en nuestras consultas nos ayudará a evaluar tu situación actual y ofrecerte la mejor solución para tu caso particular.
HAZ CLIC PARA AGENDAR TU CITA
crossmenuchevron-down