Contáctanos

Banda gástrica

La banda gástrica es un tratamiento para la obesidad que consigue reducir la sensación de hambre y provocar que el estómago mande señales al cerebro indicando que el nivel de saciedad es elevado.

Es una técnica muy eficiente a la hora de perder peso, por lo que se recomienda en personas que padezcan obesidad y su IMC comprenda el 35-40.

En algunos casos, está recomendada también para personas que sufren sobrepeso.

Cita sin compromiso

¿Qué es la banda gástrica?

La banda gástrica es una técnica quirúrgica en la que se aplica una anilla de
silicona
en la parte alta del estómago y alrededor del mismo con el fin crear
un pequeño estómago.

La anilla de silicona es hueca y se hincha para poder ejercer más o menos
presión en la boca del estómago creando así un efecto de “reloj de arena”. Esto permite que los alimentos vayan cayendo muy lentamente al resto del
estómago donde se realizará el proceso digestivo de manera natural.

La aplicación de la banda gástrica, consigue que el paciente se sienta saciado con mayor rapidez y facilidad.

Beneficios de la banda gástrica

La cirugía de banda gástrica es sencilla y reversible.

Al igual que sucede con otras técnicas para el control de peso, esta operación aporta numerosos beneficios para las personas con obesidad que no han sido capaces de perder el peso necesario para llevar una vida saludable.

Los beneficios que suponen llevar a cabo esta técnica son:
Reduce el exceso de peso
Reducción importante del exceso de peso del paciente.
Sensación de saciedad
Reducción de la sensación de hambre, y sensación de saciedad más rápida.
Mejora ante enfermedades
Mejora de las enfermedades asociadas a la obesidad.
Prevención
Prevención de patologías derivadad del exceso de peso.
Calidad de vida
Aumento de la calidad de vida del paciente.

Procedimiento de la banda gástrica

Antes de someterse a esta intervención, se llevará a cabo una serie de estudios para comprobar que no existe ningún riesgo para el paciente.
Cuando se compruebe que se puede realizar el procedimiento, se llevarán a cabo varias fases.

1

Preoperatorio

2

Operación banda gástrica

3

Postoperatorio

Preoperatorio

Antes de la operación, el paciente tendrá que llevar una dieta equilibrada e
hipocalórica
.

Se eliminará el consumo de bebidas alcohólicas y el consumo de tabaco. También se indicará que consuma principalmente frutas y verduras. Esto es importante para intentar reducir el tamaño del hígado y de la grasa visceral y abdominal.

Dos o tres días antes, únicamente se ingerirán líquidos y entre 8-12 horas antes
de la cirugía, el paciente no podrá ingerir nada.

Operación banda gástrica

Esta cirugía se hace en la mayor parte de los casos mediante laparoscopia, por lo que resulta poco invasiva y baja en anestesia general.

Se harán 4 o 5 incisiones para llevar a cabo la operación. A través de los laparoscopios, el especialista bariátrico colocará una banda gástrica alrededor del estómago que será inflada para provocar más presión con el fin de cerrar bastante el estómago.

Esta banda estará conectada a un catéter que a su vez se conectará con una zona subcutánea para futuras modificaciones del inflado.

El tiempo de la intervención es de aproximadamente una hora.

Postoperatorio

El paciente tendrá que permanecer ingresado de 24 a 48 horas después de la operación.

Las grapas o incisiones se eliminarán al cabo de 7-10 días.

Se recomienda reposo durante la primera semana.

Recuperación después de la banda gástrica

  • Sólo podrá ingerir líquidos los primeros 7 días.
  • La segunda semana, incluirá puré en la dieta.
  • A partir de la tercera semana, podrá llevar una dieta blanda.
  • Una vez transcurridas 5 semanas, su dieta podrá ser normal.

Mantenimiento de la banda gástrica

La banda gástrica requiere de mantenimiento en los primeros 6-8 meses posteriores a su colocación.

Esto sucede porque hay que ir corrigiendo el nivel de presión que ejerce el dispositivo que rodea el estómago.

Para ello, el paciente tendrá que acudir al especialista para que realice esa regulación. El procedimiento es indoloro y no necesita hospitalización.

Las personas que se someten a esta cirugía, pierden normalmente un 60% del exceso de peso en los 12-18 meses siguientes a la operación y deben seguir una dieta saludable y un estilo de vida activo para mantener esa pérdida de peso.

Guía para intervenciones de manga gástrica y bypass

En esta sección conocerás todo el proceso de tu intervención del principio a fin.

1
Primera visita informativa
Realizamos la historia clínica al paciente así como la exploración abdominal, cálculo del IMC (Índice de Masa Corporal) y cuestionario de hábitos dietéticos.

En función de estos datos, indicamos la necesidad de cirugía, valoramos qué pruebas complementarias son necesarias y cuál sería la técnica idónea para el paciente.
2
Programación de la intervención
Una vez indicada la operación, nuestro equipo de atención al paciente se encargará de gestionar las pruebas preoperatorias y la reserva de fecha de intervención quirúrgica.
3
Pre-operatorio
Recomendamos realizar una dieta hiperproteica hipocalórica de 2 a 4 semanas previas a la cirugía así como unos ejercicios respiratorios con el fín de evitar complicaciones.
4
Ingreso y hospitalización
El ingreso se realiza el mismo día de la operación, en ayunas desde las últimas 6 horas, acudiendo al mostrador principal del hospital (servicio de Admisión).

Las habitaciones son individuales pudiendo ser acompañado por un familiar. Se le administrará la profilaxis antibiótica y tromboembólica así como la premedicación anestésica.
5
Intervención
Una vez en quirófano, se procederá a una anestesia general y a realizar la intervención quirúrgica mediante abordaje laparoscópico. La cirugía suele durar entre 1 y 3 horas.

Posteriormente el paciente quedara unas horas en la sala de despertar-reanimación. Hay disponible una unidad de Unidad de Cuidados intensivos en caso de ser necesario.
6
Post-operatorio
El paciente se levanta e inicia la deambulación de forma precoz tras la intervención y se empieza tolerancia oral a líquidos a las 12 horas de la cirugía.

Se ajusta dosis de analgesia y sueroterapia así como control de constantes (Tensión arterial, saturación de oxigeno, diuresis).

Posteriormente procedemos a retirar el drenaje y al alta a domicilio. Una vez allí realizamos un seguimiento estrecho diario para asegurar una correcta evolución. Se dan unas recomendaciones dietéticas para las primeras semanas de postoperatorio.
7
Mantenimiento
Realizamos un seguimiento en nuestras consultas externas del hospital, ajustando la progresión dietética y aporte vitamínico. Todo ello ayudado por nuestro equipo multidisciplinar de psicólogos y nutricionistas.

Posibles riesgos del balón gástrico

Los riesgos de esta cirugía son mínimos.

El paciente puede sentir cansancio, reflujo gastroesofágico o rechazo al dispositivo, aunque suele ser muy poco probable.

¿Cuando se debe intervenir una obesidad?

Para diagnosticar la obesidad usamos el Índice de Masa Corporal (IMC) que nos indica la cantidad de grasa corporal que tienes en relación a tu estatura y peso.

Por lo general consideramos que un paciente es candidato a la cirugía de obesidad:

  • Si su IMC es superiora 35 y padece enfermedades asociadas (comorbilidades) a la obesidad, como diabetes, hipertensión, etc.
  • Si su IMC es superior a 40, con obesidad mantenida y que han fracasado en otros tratamientos.

Para conocer tu IMC y saber si tienes un posible exceso de grasa corporal usa esta calculadora.

IMC menor de 25 = normal
IMC entre 25 y 30 = exceso de peso o pre-obeso
IMC mayor de 30 = contáctanos
IMC mayor de 40 = contáctanos

Calculadora de IMC

Ignacio Cisneros Reig avatar opt 2Jose Maria Guallar Rovira Cirujano de Obesidad
El primer paso es conocernos 
Una cita sin compromiso en nuestras consultas nos ayudará a evaluar tu situación actual y ofrecerte la mejor solución para tu caso particular.
HAZ CLIC PARA AGENDAR TU CITA
crossmenuchevron-down