Contáctanos

By-pass gástrico laparoscópico

El by-pass gástrico laparoscópico, es una de las cirugías más efectivas contra la obesidad.

Esta técnica quirúrgica, lleva realizándose desde el año 1966 y se ha convertido en una de las más extendidas en todo el mundo.

Su alto índice de éxito y las pocas complicaciones que presenta, la convierten en uno de los procedimientos más adecuados para luchar contra la obesidad.

Cita sin compromiso

¿Qué es el by-pass gástrico laparoscópico?

El by-pass gástrico laparoscópico es un tipo de intervención bariátrica poco
invasiva
.

Se realiza principalmente a personas que sufren obesidad de grado alto como puede ser el caso de la obesidad mórbida y sirve para la reducción de peso de los pacientes.

Esta técnica, consigue reducir el tamaño del estómago convirtiéndolo en dos partes.

Primero se secciona la parte más alta del estómago y se sutura, lo que da lugar a un “pequeño estómago” que recibirá los alimentos. El otro fragmento del estómago será el que albergue los jugos gástricos y su secreción. Posteriormente, se unirá el pequeño estómago al intestino delgado.

Beneficios del by-pass gástrico laparoscópico

Los beneficios de llevar a cabo una intervención de by-pass gástrico laparoscópico son muy altos.

Este procedimiento se realiza cuando una persona ha sido incapaz de perder peso mediante otros métodos como la dieta.

Esta técnica tiene una alta tasa de éxito ya que la reducción del estómago consigue que el paciente tenga que ingerir menos alimentos para saciarse.

Los beneficios que supone ponerse en manos de cirujanos bariátricos y realizar
esta operación son:
obesidad.
Pérdida de peso
Pérdida de peso a partir de la intervención.
Prevención
Se reduce la posibilidad de padecer algunos tipos de cánceres.
Calidad de vida
Mejora sustancial de la calidad de vida del paciente.
Beneficios psicológicos
Aumento de la autoestima, lo que conlleva un beneficio psicológico muy importante.
Ayuda en riesgos cardiovasculares
Ayuda a reducir riesgos cardiovasculares, entre otro tipo de patologías derivadas de la obesidad.

Procedimiento del by-pass gástrico laparoscópico

Como en prácticamente todas las intervenciones, este procedimiento comprende 3 fases.

1

Preoperatorio

2

Operación

3

Postoperatorio

Preoperatorio

Una vez que se comprueba que el paciente es apto para la operación, éste tendrá que llevar una dieta blanda los días anteriores a la cirugía.

El día antes únicamente podrá ingerir líquidos.

En el caso de tomar medicación te indicaremos cómo proceder

Operación bypass gástrico laparoscópico.

La cirugía durará alrededor de 2 horas bajo anestesia general, por lo que no sentirás ninguna molestia.

Durante la operación tu cirujano realizará 5 incisiones de aproximadamente 1 cm en el abdomen, y a través de ellas realizará todo el proceso.

Postoperatorio

Una vez finalizada la operación permanecerás ingresado una media de 48 horas.

Las incisiones suelen cerrarse con grapas y como paciente tendrás que mantener la zona limpia para evitar infecciones.

Al cabo de 7-10 días te retiraremos las grapas.

Recuperación después del bypass

Una vez que hayas salido del hospital, comenzará la recuperación.

Los primeros días tendrás que llevar una dieta blanda que te indicaremos para no sobrecargar el “nuevo estómago”.

A los pocos días debes iniciar una actividad física leve tal como dar pequeños paseos. Eso ayudará a tu recuperación. Al cabo de 3-4 semanas ya casi podrás realizar actividades normales.

La dieta será progresiva y balanceada. Poco a poco se irán incluyendo más alimentos para que tu cuerpo se acostumbre a lo largo de los 2-3 meses posteriores a la intervención.

Según las estadísticas, al cabo de un año, la mayor parte de los pacientes llegan a perder una media del 75% del exceso de peso. Entre los meses 18-24 ese descenso de peso se va estabilizando y el ritmo se va ralentizando.

Es fundamental seguir una dieta sana y equilibrada y un estilo de vida saludable para garantizar el éxito.

Posibles riesgos del by-pass

Todas las intervenciones pueden conllevar riesgos para los pacientes, pero gracias a la experiencia y a las nuevas tecnologías, éstos han ido disminuyendo progresivamente.

Algunos de los principales riesgos de una cirugía por by-pass gástrico laparoscópico a corto plazo son: infección, sangrado excesivo y problemas respiratorios o pulmonares.

Por otra parte, a largo plazo se pueden presentar casos como: obstrucción intestinal, hipoglucemia, náuseas y hernias.

No obstante, la mayor parte de estos problemas se pueden tratar y eliminar.

¿Cuando se debe intervenir una obesidad?

Para diagnosticar la obesidad usamos el Índice de Masa Corporal (IMC) que nos indica la cantidad de grasa corporal que tienes en relación a tu estatura y peso.

Por lo general consideramos que un paciente es candidato a la cirugía de obesidad:

  • Si su IMC es superiora 35 y padece enfermedades asociadas (comorbilidades) a la obesidad, como diabetes, hipertensión, etc.
  • Si su IMC es superior a 40, con obesidad mantenida y que han fracasado en otros tratamientos.

Para conocer tu IMC y saber si tienes un posible exceso de grasa corporal usa esta calculadora.

IMC menor de 25 = normal
IMC entre 25 y 30 = exceso de peso o pre-obeso
IMC mayor de 30 = contáctanos
IMC mayor de 40 = contáctanos

Calculadora de IMC

Ignacio Cisneros Reig avatar opt 2Jose Maria Guallar Rovira Cirujano de Obesidad
El primer paso es conocernos 
Una cita sin compromiso en nuestras consultas nos ayudará a evaluar tu situación actual y ofrecerte la mejor solución para tu caso particular.
HAZ CLIC PARA AGENDAR TU CITA
crossmenu